EduardoSosa

EduardoSosa 23 de Octubre de 2017

El país del nunca jamás...

Un ser humano muerto, es un ser humano con una historia. Con afectos, con sueños, con ideales. Quizás a la hora de mostrar su cadáver y construir sobre él, miles de hipótesis macabras, vergonzantes y hasta políticas, nadie tuvo en cuenta el dolor inenarrable de sus padres, hermanos, seres amados. En nuestra historia como país, lamentablemente seguimos construyendo muros, salpicados de sangre. La mayoría de las veces para acceder ó permanecer en el poder. Triste destino el nuestro si seguimos por ese camino. Triste futuro para nuestros hijos. A la hora de intentar cambiar las cosas, miremos el último muerto en democracia. Y a quienes se enrostraron,mientras su mamá veía el cadáver dormido en una camilla fría, la verdad absoluta, digámosle que no queremos un País donde los que mandan, se suben a un muerto para hacerse oír. Ó para lavar sus propias miserias...

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • Délicieux Délicieux 23 Oct. 2017 15:15

    Con una foto tenes mas alcanze!
    Saludos,

  • LOGOUT LOGOUT 23 Oct. 2017 11:57

    Hola Eduardo, muy cierto lo que decís, ya que justamente unos de los últimos muertos en democracia fue cerca de casa, la semana pasada, porque le robaron y mataron a una persona del barrio que también tenía padre, madre, hermanos y ademas hijos, y solo para afanarle el celular y unos mangos que tenía. Estoy de acuerdo de darle un parate a la inseguridad, producto de la pobreza que nos han dejado las décadas de despilfarro y afano de nuestros dirigentes. Así que construyamos entre todos los argentinos una sociedad en el que nos gustaría vivir. La buena noticia, es que por suerte aun estamos en democracia y la pueblo sabio en silencio se manifiesta.